Yaiza, en Lanzarote, acoge un restaurante que está abriendo camino a la hora de reinterpretar la cocina tradicional canaria

Todo surgió en 2003: tres emprendedores quisieron crear un restaurante que homenajease a uno de los pioneros de la hostelería de Lanzarote y Las Palmas de Gran Canaria: Santiago Eugenio. Esta figura fue el fundador del primer recibimiento a turistas en Las Montañas de Fuego, en el siglo XIX, y era propietario, además, de un reconocido negocio de restauración. Así que en 2005 abre sus puertas La Bodega de Santiago en Yaiza, Lanazarote.

Lo primero que llama la atención de este restaurante es su ubicación privilegiada: en un entorno natural envidiable, junto a un enorme ficus centenario, se sitúa la casona típicamente canaria donde Santiago regentaba su negocio, que ha sido restaurada con todos los detalles para albergar un espacio agradable y tranquilo.

Pero lo que de verdad ha logrado que este restaurante haya recibido el Premio Turístico de Canarias en 2017 y el Premio al Mejor Restaurante en Cocina Española es su cocina.

Centrados en producto local, como el atún rojo, el cabrito o el cordero, disponen además de un huerto a escasos kilómetros, que les facilita una excelente materia prima de Kilómetro Cero. Todo ello, combinando la tradición de la cocina canaria con un toque de innovación.

“Cuando empezamos en 2005 éramos 3 y ahora somos 8 personas”, comenta Juan Carlos Monzón, uno de los responsables de La Bodega de Santiago, un negocio que afronta el futuro con ganas sin perder de vista la esencia local.

FUENTE: El blog de Bankia