The Ritz-Carlton Abama ofrece una experiencia exclusiva para ver las estrellas con un menú elaborado por los chefs del equipo de Martin Berasategui o Ricardo Sanz junto a un guía experto en astronomía

The Ritz-Carlton, Abama ha creado una experiencia de lujo única para que sus huéspedes puedan observar el cielo nocturno como nunca lo han hecho antes. “Cena con estrellas” combina un picnic gourmet creado por el equipo de chefs de Martin Berasategui o de Ricardo Sanz para degustarlo bajo el despejado cielo de la playa de Abama, en las faldas del resort. Un guía experto en astronomía les acompañará para enseñarles los principios básicos de esta ciencia, las estrellas y las constelaciones, espectacularmente visibles en Tenerife.

La isla, que acoge el Observatorio Astronómico en el Teide, goza de unas condiciones privilegiadas para la observación de estrellas, tanto por su baja contaminación lumínica, como por la transparencia de su cielo y su buen clima. Este conjunto de factores hace que sean visibles durante prácticamente todo el año constelaciones como la de Orión o incluso los cráteres de la Luna, que los huéspedes de The Ritz-Carlton, Abama aprenderán a identificar con la ayuda del guía experto que les acompañará.

Para hacer esta experiencia todavía más especial, los reputados chefs de The Ritz-Carlton, Abama, ya sean del restaurante Txoko de Martin Berasategui o del equipo del restaurante japonés fusión Kabuki, de Ricardo Sanz, han creado un menú excepcional para disfrutar al aire libre.

El equipo de Txoko liderado por Martin Berasategui, que acumula un total de 12 estrellas Michelin, ha ideado un conjunto de platos inspirados en las raíces de la cocina tradicional vasca, con el profundo respeto por el producto y carácter innovador que les caracteriza.

El picnic que ofrece el restaurante de una estrella Michelin Kabuki, se basa en creaciones inspiradas en la gastronomía japonesa fusionada con ingredientes y recetas mediterráneas. Una muestra del desarrollo creativo que Ricardo Sanz, con cuatro estrellas Michelin en su haber, ha logrado tras su formación con el maestro  culinario japonés Masao Kikuchi, del legendario restaurante Tokyo Taro.

La experiencia “Cena con estrellas” está disponible bajo previa reserva a un precio de 650€ por pareja y de acuerdo a los días de apertura de los restaurantes.

El símbolo de lujo en Tenerife

The Ritz-Carlton, Abama, ubicado en la cima de un acantilado, sobre la playa y con vistas al océano, es el lugar perfecto para los que buscan conectar con el entorno en el símbolo de lujo de Tenerife. Un oasis rodeado de belleza natural e infinitas posibilidades entre jardines botánicos y plataneras, que lo convierten en el retiro ideal todo el año. 

Esta temporada, el resort ha presentado un concepto de alojamiento, Villa Club, especialmente pensado para asegurar el bienestar y privacidad de sus huéspedes. Un conjunto de “casitas” de dos pisos, con un total de 144 habitaciones y suites, en las que los huéspedes pueden disfrutar de increíbles vistas a los jardines o al océano y de una piscina semi-privada. Habitaciones y suites ubicadas  en villas solo para adultos o en villas familiares, con estancias interconectadas entre sí.

Todas las reservas en Villa Club incluyen desayuno a la carta en el restaurante El Mirador y accesos a The Ritz-Carlton Spa y El Mirador Lounge.

Sobre The Ritz-Carlton, Abama

Ubicado en Guía de Isora, una joya de la naturaleza en la costa suroeste de Tenerife, este exclusivo complejo de cinco estrellas está operado por The Ritz-Carlton Hotel Company LLC, y se ubica en un impresionante entorno de belleza natural, rodeado por una exuberante vegetación, paisajes volcánicos y vistas panorámicas al océano Atlántico.

Diseñado por Melvin Villarroel con una inspiración en la arquitectura árabe, el complejo cuenta con siete piscinas, acceso a la exclusiva playa de Abama, cascadas y exuberante vegetación subtropical, compuesta por 90.000 árboles con 300 especies diferentes de palmeras y arbustos.

Este oasis de lujo ofrece una amplia variedad de alojamiento. Los huéspedes que se alojen en el nuevo Villa Club, disfrutarán de un servicio exclusivo y personalizado en las lujosas habitaciones y suites, ubicadas entre preciosos jardines tropicales con acceso a sus exclusivas piscinas. Toda una calle de villas está reservada exclusivamente para adultos, donde los huéspedes podrán disfrutar de una estancia verdaderamente relajante. La sección de villas para las familias, ofrece una experiencia a medida incluyendo habitaciones de lujo interconectadas y suites de un dormitorio, ideales para grupos grandes que quieran permanecer juntos mientras disfrutan de una amplia variedad de servicios. Su cuidado Spa de 2.500 m2 ofrece una gran variedad de tratamientos con ESPA, la marca española SEPAI e ingredientes autóctonos de la isla.

The Ritz-Carlton, Abama también alberga instalaciones para niños, como el Ritz Kids, un club infantil con un programa inmersivo diseñado por el reconocido oceanógrafo Jean-Michel Cousteau. Un paraíso gourmet y un viaje culinario, con los restaurantes El Mirador de César González, Beach Club, Txoko de Martin Berasategui y Kabuki, galardonado con una estrella Michelin. Los huéspedes también pueden disfrutar de acceso cercano al galardonado campo de golf diseñado por Dave Thomas, uno de los campos de golf de 18 hoyos más desafiantes en España, así como a siete pistas de tenis y cuatro de pádel.