El sector vitinícola de la isla, sector ya de por sí muy sensible, vive con incertidumbre los efectos económicos producidos por la crisis sanitaria. Las consecuencias económicas serán muy importantes y, al igual que el resto del sector primario de la isla de Gran Canaria, debe tener a mano toda la información disponible con el fin de paliar las pérdidas económicas. En ese contexto, las instituciones están informando estos días de sus iniciativas para menguar el impacto del parón económico. Entre ellas, el Cabildo de Gran Canaria ha hecho saber al sector del vino, y al sector primario en general, que tiene contempladas una batería de medidas encaminadas a minimizar las pérdidas lo antes posible.

La institución insular incluirá entre su paquete de medidas algunas ayudas a la contratación de personal, complementos a la cotización de trabajadores autónomos, creación de un fondo para la reactivación de la marca turística de Gran Canaria, donde el vino toma cada vez más importancia, la financiación de pymes, medidas de apoyo para la venta de los productos del sector primario, adelanto de subvenciones, ayuda para el pago del agua de riego en caso de dificultad o un plan de inversiones para incentivar la economía local.

Dentro de las disposiciones, destaca la implementación de un formulario web para la inscripción en el Mercado de Productos Gran Canaria Digital, en el que invitamos al sector que se una para vender sus vinos. Para ello, el Cabildo ha creado una red de distribución alimentaria actualmente en funcionamiento.

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida de los Vinos de Gran Canaria hace un llamamiento a la ciudadanía para que consuma productos de la isla, por calidad, sostenibilidad y apoyo económico. Asimismo quiere lanzar un mensaje de apoyo y tranquilidad a los productores, bodegas y negocios asociados al mundo del vino en la isla. Como vemos, se están poniendo en marcha iniciativas para mejorar la situación después de que la crisis sanitaria pase. En la DO seguimos trabajando a puerta cerrada o mediante teletrabajo, por lo que estamos activos y deseosos de reiniciar la actividad.