¿Y celebrar la cena de Fin de Año ’19 frente al Atlántico, en el beach club de referencia de Tenerife? Sí, en Andana (Puerto de la Cruz), con un “eléctrico” menú de alta diversión y fiesta

Frente al océano, en la exuberante terraza, primera línea marina o discretos bancales entre la vegetación, en el romántico comedor interior con vistas panorámicas al gran azul … Si hay un reveillón atlántico, es el de Andana

 Un menú para divertirse y festejar la despedida de 2019 con impactos gastronómicos como el “lollipop” de queso de cabra y jamón, la sopa de rabo de toro, los tacos de salmón confitado, la carrillera al vino o el falso Ferrero Rocher … Todo, bebidas incluidas, por 48 €

Comenzar 2020 delante del mar. Es la fresca y glamourosa manera de celebrar el reveillón que propone el famoso Andana Beach Club & Restaurante, en lo más exuberante de Playa Jardín, con el Atlántico brillando de estrellas en Puerto de la Cruz, Tenerife.
Una forma distinta, refrescante y muy festiva de vivir la gran cena de Fin de Año 2019…

Ya sea en las mesas de primera línea de mar, ya en las mesitas de toda la terraza, ya en los recoletos bancales (más privados y ocultos entre la lujuriosa vegetación), ya en el más íntimo comedor interior, todo madera, grandes ventanales al Atlántico… Y desde todos los lugares, el océano transformándose en 2020…

El chef y su equipo de cocina se han sacado de los fogones, en la línea lúdica de la gastronomía de Andana, un menú destinado a convertir la velada más importante del año en un universo lleno de sensaciones “eléctricas” y fiesta sin cesar plato tras plato.

Ahí están el divertido “lollipop” de queso de cabra y serrano; la suculenta sopa de rabo de toro con flor de huevo y crujiente de jamón, plato que ayudará luego a alargar la noche en condiciones; los deliciosos tacos de salmón confitado con espárragos trigueros braseados y mahonesa de cítricos; el sorbete de parchita y saúco para refrescar; la sabrosa carrillera de cerdo en salsa de vino y echalote con gajos de batatas asadas y duxelle de champiñón; el falso Ferrero Rocher con crema de galleta y crujiente de chocolate blanco con pistachos… Y las cañas, el vino, el cava, las uvas y el cotillón. Toda la fiesta: 48 euros, con IGIC incluido.

Una madrugada sin fin … Tras la cena, tiempo de copas y de baile en la pista de Andana. Sin moverse de sitio, siempre con el Atlántico delante, el beach club propone seguir la noche y el “jamming until the break of dawn”.
Porque estamos en Andana.

Andana Beach Club nace en 2014 como un exitoso local de ocio nocturno, aunque pronto sus propietarios vieron el potencial que tenía el local para ser un espacio culinario de día y noche, así como para la celebración de eventos. Jorge Palomares y José Serrano, los propietarios, son dos jóvenes empresarios portuenses que han dado una doble vida a este precioso espacio en Playa Jardín: local de copas durante el fin de semana y espacio de restauración y relax durante el día.

Andana no cierra nunca, y su cocina funciona de forma ininterrumpida de 12 del mediodía a las 22 horas. Decorado en blancos y azules, Andana mira al mar a través de preciosos cortavientos transparentes donde se ubica la tarima con mesas, la zona de terraza rodeada de frondosa vegetación y una sala interior cálidamente decorada en madera y forja; sin olvidar los bancales donde se sitúan los sofás para recrear con indolencia la sobremesa de combinados y cócteles.