Este año, menos uvas, pero de gran calidad

Aunque cada año aumenta entre un 10 y un 20 % la producción, la vendimia de este año, a pesar de ser notable, estará por debajo de los números logrados en 2018

Con los dos últimos incendios sufridos en la cumbre de Gran Canaria se perdieron casi dos hectáreas de cultivo de vid en el municipio de Artenara

Ha comenzado la etapa más importante del año en las bodegas y cientos de personas ya participan en la nueva campaña de vendimia de Gran Canaria, una tradición centenaria que tiene una máxima: tratar la uva con el mayor cuidado para producir vinos excelentes. La vendimia comenzó a final de julio con la recogida de uva blanca en la zona sur de la isla y finaliza en octubre en la zona centro, en San Mateo.

La Denominación de Origen Vinos de Gran Canaria tiene 250 hectáreas de viñedos, distribuidos por toda la geografía insular y por prácticamente todos los municipios, con un total de 73 bodegas y una gran diversidad de vinos tintos, blancos, semidulces, dulces, licorosos y rosados. Variedades únicas en el mundo y vendimiadas a mano que están alcanzando un gran reconocimiento nacional e internacional.

Visibilizar la calidad de los vinos de Gran Canaria, descubrir el potencial turístico y ambiental del paisaje vitivinícola y dinamizar y recuperar la tradición agrícola y vinícola de la isla son objetivos irrenunciables. “La presencia del cultivo de vid y la producción vinícola supone una oportunidad importante de actividad económica ligada a la conservación del paisaje de la Isla”, afirma Rosi Marrero, secretaria del Consejo Regulador de la DO Vinos de Gran Canaria.

Por esto, las pérdidas ocasionadas por los dos últimos incendios sufridos en la cumbre de Gran Canaria hicieron temer por los viñedos en Fontanales, Gáldar, Valle de Agaete y Artenara, pero solo fue en este último municipio donde se vieron afectadas las plantaciones de la Bodega Bentayga y Bodega Lava, con casi dos hectáreas de cultivo de vid quemadas.

Aunque cada año aumenta entre un 10 y un 20 % la producción, se espera que la vendimia de este año, a pesar de ser notable, estará por debajo de los números logrados en 2018 por la escasa lluvia registrada en la zona sur de Gran Canaria. “Este año recogeremos menos uvas, pero de una calidad extraordinaria”, asegura Ana Nanclares, gerente de Bodegas Las Tirajanas. 

De la misma opinión es Santiago Robaina, propietario de la Bodega Plaza Perdida y uno de los bodegueros de más edad de la DO aún en activo: “La producción es un poco menor que la del año pasado, pero estamos recogiendo una uva muy muy buena”, afirma.

Víctor Lugo, gerente de la Bodega Los Berrazales en Agaete, informa que en esta vendimia recogerán más de 20.000 kilos uvas de altísima calidad. “Hemos plantado más, por eso la vendimia de este año es similar a la del año pasado. Estamos muy contentos con la uva que estamos recogiendo, con más de 13 grados”. Gracias a esta materia prima, la calidad de los vinos de Gran Canaria es excelente. A quienes aún no los conozcan les pido que les den una oportunidad”

wineinmoderation_940x125movimiento_vino_banner