Los acuerdos del poder pasan a escenarios más accesibles para evitar filtraciones; pero siguen estado entre Vegueta y Santa Cruz de Tenerife

Las Islas Canarias siempre han tenido la tradición de tener que llevar a una mesa los acuerdos que basan los equilibrios políticos a múltiples bandas. Y eso pasa desde la Conquista. Ya en la Trasicición, está el caso del Parador del Teide, donde se hizo el «Pacto de Las Cañadas», que estableció en reparto de poderes entre Gran Canaria y Tenerife, o en El Herreño, en Vegueta, ya cerrado.

En Canarias, comunidad autónoma que registra la cifra más alta en volumen de consumo de alimentos y bebidas en 2018, con 679,91 kilos por persona y año, cada vez que se establecen nuevos acuerdos, entran en escena nuevos escenarios. El «lugar gafe» este 2019 el comedor de la en la residencia autonómica de Ciudad Jardín donde CC, PP, Nueva Canarias, Agrupación Socialista Gomera y Ciudadanos no llegaron a ponerse de acuerdo para sellar un pacto con 41 diputados del Parlamento de Canarias que aislaba a PSOE y Podemos.

Los negociadores políticos han estado transitando este final de primavera y comienzo de verano por hoteles como el AC Iberia, y aeropuertos como Tenerife Norte, puerto como el de Los Cristianos, en el sur de Tenerife, y terrazas de Vegueta con buen ángulo visual donde mayormente se han establecido acuerdos en la «temporada de pactos 2019-2023».

Vegueta

Quien colocó Vegueta en la mesa de acuerdos mucho antes que Don Benito Pérez Galdós, nacido en Triana, fue Cairasco de Figueroa (1538-1610), canónigo de la catedral de Santa Ana «y un animador de la vida sociocultural de su ciudad», indica la Academia Canaria de la Lengua. Se le asoció inequívocamente en su época al cultivo del verso esdrújulo.

Santa Cruz de Tenerife

En Tenerife, este 2019, el restaurante del Hotel Escuela de Santa Cruz de Tenerife, propiedad del Gobierno de Canarias, es donde se han cenado, alojado y desayunado los que han articulado en el PSOE, Podemos, ASG y Nueva Canaras el llamado «pacto de las flores». En todos los casos, sitios donde se atiende rápido, existe visibilidad para evitar filtraciones y rapidez de servicios y accesos.

En la época de la Conquista, en Canarias, los pactos eran de otra forma. Pedro de Vera fue el que estableció a Vegueta como epicentro del poder en las islas. Donde acordó colocar el primer ingenio de producción de azúcar en el Guiniguada. Luego comenzó a expandirse el control sobre Arucas, Firgas, barranco de Guadalupe (donde Tomás de Palenzuela construyó cuatro), Tirajana, Telde y llanos de Sardina.