Todo tiene un final y ha llegado la hora que La Salmantina, tienda pionera de los productos gourmet en nuestro Archipiélago, diga “hasta siempre

Lejos queda aquel año de modernización de España con la EXPO 92, abierta al mundo, donde la Gastronomía de alta calidad da un salto hacia delante y los propietarios de La Salmantina abren este establecimiento, en pleno Santa Cruz de Tenerife, con los primeros productos de excelencias gastronómicas en la isla.

Aquel primer sueño – en palabras de Manuel Pascual, fundador y propietario junto a su esposa María del Carmen – pronto se convirtió en “hermosas realidades” que han sido su clientela durante 27 años, contribuyendo con su fidelidad a que llegaran hasta aquí.

Atrás queda el recuerdo de todos aquellos que se fueron y tienen bien presentes en su memoria. No en vano, en La Salmantina han visto crecer a niños – que hoy son la tercera generación de clientes -, y han atendido cumpleaños, celebraciones familiares, Navidades y, en definitiva, han sido partícipes de las alegrías de sus clientes que son, al fin y al cabo, las suyas.

Desde La Salmantina quieren transmitir a sus clientes y amigos su pesar por tener que irse, pero el tiempo es inexorable y ha llegado la hora de acabar con este proyecto para dedicarse tanto Mary Carmen, su propietaria, como Mary, fiel escudera a lo largo de toda una vida, a un más que merecido descanso.

Manuel Pascual quiere agradecer por el presente comunicado todos estos años, que serán muy difíciles de borrar del corazón y memoria: “se me hace difícil acabar por la emoción que me embarga, y porque en cierta manera siento que rompo el hilo que nos une a todos ustedes. Gracias y hasta siempre Tenerife”.