En pleno centro de la capital chicharrera, en la calle Pi y Margall, abrió ayer jueves “Comino y Sal”, un pequeño local donde degustar una cocina cuidada en la que predominan las tapas, las cañas, los vinos, quesos y sobre todo los postres gomeros artesanales, pero sin dejar de lado la cocina tradicional que, por el momento

 Treinta y seis años después que Doña Charo, la madre de Alexis Bencomo – el propietario – empezara en el mismo pequeño local su aventura con la “Dulcería Gomera” donde elaboraba, de forma artesanal las recetas familiares de su abuela Carolina – afamada repostera de Vallehermoso – como son la Tarta Reina, Tarta de Calabaza, Torta de Vilana, Tarta de Higos, galletas, bizcochones, bollos de leche y demás …