El líder de la distribución en Canarias da empleo a 7.300 trabajadores en 227 tiendas. El canal on line registra 1.600 pedidos al mes en 7 islas

En 2019 prevé inaugurar 10 establecimientos

Dinosol supera, por vez primera en seis años, los mil millones de euros de facturación al cierre de 2018, según adelanta el consejero delegado, Javier Puga.

Dinosol anunció, asimismo, que prevé 10 proyectos de apertura de nuevas tiendas durante 2019 sobre las 227 tiendas y los 30 establecimientos de Dinoshop en gasolineras con 400.000 tarjetas de fidelización en 5 islas. En 2018, Dinosol abrió 10 puntos de venta  y reformó otros 13 con una inversión de 43 millones de euros.

Javier Puga reiteró que, un año más, Dinosol bate el récord regional al mantener los precios más bajos del negocio alimenticio, hasta un 5% más barato que su más inmediato competidor.

El grupo, propiedad de los hermanos José Abraham y Andrés Domínguez y el propio Javier Puga, elevó un 30% el beneficio, un ratio por debajo de la media del sector, pero que acredita el celo de Dinosol por la contención de la cesta de la compra.

Puga subrayó la apuesta de la empresa por la industria local. “Nos va la vida en ello porque somos canarios y vamos a seguir con nuestro apoyo pleno. El 40% de nuestras ventas corresponde a productos de la industria canaria“.

Dinosol, que da empleo a 7.300 personas a las que se suman 700 contratos más por vía indirecta, se ha convertido en pionero de los programas de conciliación laboral y familiar con un descanso de 48 horas.

El 60% de la plantilla está formado por mujeres y el volumen de discapacitados incluye a 128 trabajadores.

El canal virtual por Internet atiende, en la actualidad, 1.600 pedidos al mes al incluir, también, las 7 islas con El Hierro y La Gomera. “Estamos a la espera de la octava isla, La Graciosa“.

Puga se congratuló de patrocinar la Liga Canaria de Sports, con un registro de 70.000 jugadores.

Dinosol acredita de esta manera que los sobrecostes por la lejanía y la doble insularidad pueden sortearse con buena gestión y esfuerzo, pero siempre que las empresas canarias cuenten con herramientas que igualen los derechos que disfrutan el resto de los españoles.

FUENTE: Espiral 21