La semana pasada dio comienzo la temporada de vendimia en la Isla de El Hierro, en un año que la cosecha se presenta algo retrasada y con una producción que se estima sea ligeramente superior a la media de los últimos años.

Serán las distintas bodegas las encargadas de fijar las fechas de recogida con sus productores, ya que los parámetros de crecimiento de las bayas es algo dispar según las diferentes zonas de la isla, aunque este factor no afectará a la calidad de la uva gracias al rigor, cuidado y vigilancia a la que someten los viticultores herreños su vendimia – observando escrupulosamente los parámetros tanto sanitarios como fisiológicos – seleccionando y manteniendo los criterios actuales de riquezas en aromas que se le exige a un futuro vino de la Denominación de Origen Vinos de El Hierro.

Por su parte, en la Isla de Lanzarote la Malvasía volcánica es la primera variedad que se está recolectando desde la pasada semana. Por el momento se está realizando la vendimia por zonas concretas de la Isla donde la uva está madura y en parcelas elegidas por los enólogos de las bodegas, una vez hechos los respectivos controles de maduración. Gracias a ello, se puede asegurar que la graduación es la correcta para elaborar unos vinos de calidad como son los Vinos de Lanzarote.

Este año la vendimia ha empezado más tarde de lo habitual en la isla conejera, debido a la falta de calor en los meses de junio y julio, lo cual retrasó la maduración de la uva aunque se espera, no obstante, una buena cosecha.