La moda de teñir los alimentos con carbón activado capta adeptos, mientras que otros la critican

Muchos seguidores de Instagram se habrán percatado del aumento de la etiqueta #blackfood. Se trata de una de las últimas modas de los conocidos como foodies. Los amantes de la gastronomía en las redes sociales muestran y comparten sus tendencias con sus seguidores. Una de las últimas modas es la conocida como comida negra.

Se trata de la práctica culinaria en la que los alimentos se tiñen de negro, gracias al carbón activado.

El carbón activado es un preparado farmacéutico que actúa contra la flatulencia. Este hecho hace que muchos defensores de la #blackfood, aprovechen esta cualidad para describir sus productos como detox’.

En el otro extremo, aparecen algunos científicos que critican la utilización de este producto. De hecho, aseguran que el hecho de ingerir esas partículas de carbón puede resultar peligroso para el aparato respiratorio y para el digestivo.

FUENTE: La Opinión