No hay hogar en el municipio de La Aldea donde no se elabore de manera habitual y natural, el dulce de tomate

Aprovechando esta realidad, desde el Ayuntamiento se han propuesto dar a conocer este producto propio, mejorando aún más su calidad. Para ello, la Concejalía de Agricultura, en colaboración con la Consejería de Sector Primario del Cabildo de Gran Canaria y la Agencia de Extensión Agraria, se ha ofrecido un taller práctico principalmente, en el que los participantes pudieran aprender nuevas técnicas de conservación y cómo lograr un sabor equilibrado.

El concejal de Agricultura, Ricardo León, señala que entre los objetivos de esta actividad, están el de perfeccionar un producto elaborado en el municipio desde tiempos inmemoriales, para su mayor proyección dentro y fuera de La Aldea. Además, se espera que este sea el punto de partida de una serie de actividades formativas en la misma línea, en la que se perfeccionen la elaboración de productos a partir de otras frutas y verduras que se cultivan en el municipio.

El curso gratuito, se impartió durante unas siete horas aproximadamente, y participaron unas 15 personas. Se contó también con la colaboración de Pastelería San Nicolás, que propuso la elaboración de algunos postres.

De la mano del técnico Luis Delfín Molina, elaboraron un dulce de tomate y aprendieron a equilibrar el sabor, controlando los componentes ácidos y dulces del tomate aldeano.

Aprendieron a definir qué es una mermelada, qué materiales utilizar en su elaboración, las materias primas adecuadas, el proceso de elaboración y conservación, así como una introducción a la cata.