La Séptima celebra la primavera con sus primeras jornadas dedicas a la gastronomía tradicional de caza

Este inédito menú estará diponible en la Séptima planta de El Corte Inglés de Tres de Mayo del jueves día 20 al viernes día 27, en el horario habitual del establecimiento comercial

El restaurante La Séptima de El Corte Inglés de Tres de Mayo apuesta este año por jornadas soprendentes y de alto interés gastronómico, por ello celebra la llegada de la primavera con un exclusivo recorrido culinario por la cocina tradicional de caza con un menú de doce platos.

Del jueves día 20 al viernes día 29 de abril, La Séptima invita a viajar por una culinaria poco conocida en la isla, con un menú de doce platos elaborados a base de exquitas aves como el pichón o el perdigón, sorprendentes carnes como la del bisonte o las partes más nobles del jabalí y el ciervo.

El chef de La Séptima, Rocco Sileo, ha diseñado una equilibrada minuta de pasos divididos en entrantes, platos de cuchara y principales, donde se podrán escoger los más apetecibles para crear un menú al gusto, a precios que oscilan entre los 5,50 y los 24,50 euros.

Sileo ha optado por cocciones a baja temperatura o marcados ligeramente en plancha para respetar al máximo la esencia de unos productos de la máxima calidad, importados ex profeso para la ocasión desde Francia. El chef italiano aporta a las creaciones clásicas de caza su sello personal, con productos que lo identifican gustativamente como el parmigiano-reggiano, la ricotta o la rúcula.

El exclusivo menú de caza de La Séptima arranca este viaje con platos tradicionales de la gastronomía montaraz con un fino carpaccio de bisonte con virutas de foie gras, nueces y aliño de Oporto; los suculentos medallones de perdigón y paté ibérico con ciruela y crema de queso payoyo; la espectacular ensalada de pechuga de pichón a baja temperatura con mezclum en cesta de parmesano o las divertidas piruletas de morcilla.

Los platos de cuchara no dejan de asombrar con el delicado consomé de ave de caza, croutons de verdura deshidratada y huevos de codorniz, o las apetecibles lentejas con jabalí en terracota.

Entre los platos principales, el chef transalpino ofrece su cara más reconocible con los pappardelle con potente ragú de jabalí, ricotta dura y rúcula o los raviolis de perdigón a la mantequilla de trufa melanosporum. Y otro gran clásico que no podía faltar entre las elaboraciones de este singular es, por supuesto, el filete mignon de ciervo al romero en costra, alegrado con jamón de bellota y reducción de miel cítrica, sobre puré de batata y albahaca.

Los sabores del Mediterráneo y el respeto al producto también marcan las cocciones de Sileo para algunas de sus propuestas, como es el caso del jugoso muslo de pichón en dos cocciones, glaseado en sus perfumes con salteado de setas; el perdigón braseado con verduras baby encurtidas o las gulas de jabalí con chips de boniato. Para finalizar tamaño festival, maridado -si así se desea- con los vinos propuestos por la prestigiosa distribuidora El gusto por el vino, nada mejor que la sopa de chocolate al kirsch con frutos del bosque.