En los últimos años, la calidad nutricional de la carne de cerdo no ha dejado de evolucionar, especialmente en lo que se refiere a la cantidad de grasa, que ha disminuido de manera ostensible. Ofrece numerosos beneficios que ayudan a llevar una alimentación sana y equilibrada, para la que los expertos recomiendan un consumo de carnes magras, como la carne de cerdo, de 3 a 4 veces por semana.

Fruto de la investigación llevada a cabo por la industria cárnica, en los últimos años se han realizado mejoras tecnológicas en los productos cárnicos, que han logrado productos con menos de sal, menos grasa y a su vez se han incorporado otras sustancias activas.

Reducción del contenido de sal en los productos cárnicos: el objetivo es la sustitución del sodio por sales no sódicas y la reducción de la variabilidad entre productos, disminuyendo el aporte de sal en la elaboración. El Sector del Jamón Serrano, por ejemplo, ha llevado a cabo una reducción del contenido de sal incluso superior al 50 % gracias al empleo de mejoras tecnológicas durante su elaboración y en la selección de la materia prima.

Reducción del contenido de grasa en los productos cárnicos: Se ha conseguido reducir el porcentaje de grasas mediante la adición de agua, coadyuvantes específicos u otros ingredientes de bajo aporte calórico y se han efectuado reformulaciones en las que sustituyen la grasa propia de la pieza del animal por otras grasas de perfil insaturado (como los aceites vegetales insaturados o aceite de pescado) han permitido que estos productos tengan una mejor relación omega-6/omega-3.

Reducciones de hasta el 60 % en el contenido final de colesterol sustituyendo parte de la grasa de origen animal por ingredientes de origen vegetal (aceite de girasol o maíz).

Las propiedades nutricionales de la carne de cerdo en la alimentación son muy relevantes.

Aporta un alto contenido en proteínas de alto valor biológico, además de minerales como el potasio, el fósforo, el zinc y el hierro, y de vitaminas del grupo B (B1, B3, B6 y B12), ofreciendo numerosas propiedades que ayudan a llevar una alimentación sana y equilibrada.

 

FUENTE: Interporc

Organización Interprofesional Agroalimentaria del Porcino de Capa Blanca (INTERPORC)

Es una entidad sin ánimo de lucro en la que están representados todos los sectores de la cadena de valor del porcino de capa blanca: producción, transformación y comercialización. Se trata de la organización Interprofesional más importante del sector cárnico por el volumen de la producción porcina de nuestro país.

OBJETIVOS:

Los fines de Interporc son el desarrollo de acciones que beneficien a toda la cadena de valor del sector porcino de capa blanca. Para ello se ha marcado una serie de objetivos:

  • Contribuir al desarrollo económico y la rentabilidad del sector y apoyar su proceso de internacionalización.
  • Mejorar la percepción de la carne y elaborados del cerdo de capa blanca trasladando a consumidores y profesionales de la salud sus propiedades nutritivas, sus ventajas saludables y su alta calidad.
  • Impulsar la innovación y la investigación aplicada a la resolución de problemas específicos del sector porcino.
  • Potenciar la imagen del sector porcino como ejemplo de producción sostenible.
  • Poner en común las preocupaciones sectoriales a lo largo de toda la cadena de valor.