Existe un movimiento, con cada vez con más adeptos, que impulsa el consumo de verduras y frutas ‘naturalmente imperfectas’ , es decir, naturales, sin artificios, sin modificaciones genéticas o sin el color socialmente esperado. Se trata de una apuesta por la comida de verdad, la que va más allá de las formas y colores perfectos que encontramos habitualmente en el supermercado.

Y es que existe una amplia gama de fruta y verdura que se desecha por no cumplir los cánones estéticos esperados, y que acaba en la basura por este motivo, siendo perfectamente apta para el consumo. De hecho, cada año se tiran en Europa, antes de llegar a las tiendas, entre un 20% y un 40% de las frutas y verduras que se producen , porque son consideradas feas.

Actualmente son muchas las marcas que están ofreciendo iniciativas innovadoras para dar salida a estos productos, tanto desde la distribución como desde las marcas de sopas, zumos o smoothies. Así cadenas como Tesco, Walmart o Carrefour en Francia , ya las comercializan. En España, Eroski ya vende más de 786 t de estas frutas y verduras ‘feas’.

La conciencia del cliente sobre el desperdicio de comida crece cada día , el consumidor se vuelve más proactivo y responsable, por lo que buscará aportar su granito de arena consumiendo este tipo de productos, que no solo son más baratos, sino que además son perfectamente saludables y nutritivos.

FUENTE: Alimarket