El consumo es medio curiosamente en vino pese a nuestras Denominaciones de Origen, valorado sector e intento de potenciar el enoturismo al igual que la cerveza

El consumo doméstico de vinos a lo largo del año 2016 aumentó un 0,8% con respecto a 2015 en España. Los hogares más propensos a elegir Denominaciones de Origen protegidas son los de las Islas Baleares, el País Vasco, Islas Canarias, Cantabria y Cataluña.

Por el contrario, Castilla-La Mancha y Extremadura son las que realizan un menor consumo. La evolución de la categoría vinos fuera del hogar tiene una tendencia negativa con reducciones en volumen y en valor del 9,7% y 13,3%, respectivamente. El consumo per cápita fue de 3,30 litros por persona y año; lo que implica un gasto de 33,70 euros. El precio medio cerró en 10,34 euros por litro.

En cuanto a bebidas de destilados, Islas Canarias, Castilla y León y las Baleares optan de forma muy prioritaria por el ron, según se desprende de los recientes estudios valorados.