El mercado de platos y soluciones de alimentación refrigerada ha logrado consolidar, durante la última temporada, la tendencia alcista que comenzó en 2014, coincidiendo con la salida de la recesión económica. Se afianza el atractivo de estos productos “ready meals” que, con la mejora del poder adquisitivo general, vuelven a ganar la confianza de un consumidor que busca la comodidad pero que cada vez es más exigente con la calidad.

Si en el curso 2014/15 el crecimiento fue de un 2,8% en volumen, pero con fuertes oscilaciones según categorías -de hecho, pizzas, sándwiches y roscas decrecieron-, en 2015/16 el impulso al alza se ha comportado de manera más uniforme. Y, sobre todo, el incremento ahora ha sido aún mayor, del 6,3%, hasta contabilizar un mercado de más de 180.000 t en hípers y súpers de toda España, según datos de Iri para el acumulado de doce meses hasta abril de 2016. A este empuje han contribuido todos los segmentos, excepto las pizzas, que reflejan un 1,1% de retroceso.

Expresada en euros, la evolución del mercado global de platos refrigerados ha sido de un 5,4%, para lograr un valor de 875 M€. En el año móvil anterior, la proyección fue del 3%.

Según datos aportados por Nielsen, también se confirma e incluso agudiza esta curva ascendente. Para esta consultora, el grupo de platos cocinados refrigerados habría incrementado sus ventas anuales un 8,1%, a junio de 2016, hasta los casi 1.200 M€, cuando el curso anterior lo hizo un 2,8% según sus estadísticas. Y eso teniendo en cuenta que no contabiliza en este conjunto a gazpachos y sopas frías, uno de los segmentos de mayor dimensión y dinamismo.

Nos gusta el gazpacho

Porque, efectivamente, los grandes protagonistas del momento entre las soluciones de alimentación refrigerada vuelven a ser los gazpachos, cremas y sopas frías, con aumentos de dos dígitos. Está claro que el consumidor ha admitido de buen grado el gazpacho elaborado a escala industrial y, de esta forma, no dejan de incorporarse nuevos actores a la competencia, en especial compañías hortofrutícolas que ven una forma de lograr un mayor valor añadido a su cosecha. Aún así, el principal operador marquista sigue siendo ‘Alvalle’, que cuenta además con el respaldo comercial y financiero de un grupo como Pepsico, que está ejecutando una importante apuesta promocional. En esta categoría, sigue mandando la MDD, que agrega una cuota de casi un 65%, aunque con un punto menos.

Mientras, cinco puntos son los que se retrae la participación del segmento de pizzas, que sigue manteniéndose todavía como la “categoría reina” para el consumidor. En años precedentes, los variaciones de sus ventas tenían relación inversamente proporcional a la de las pizzas congeladas, con las que compiten, pero éstas también retrocedieron el pasado curso. Operadores del sector ven en la recuperación de la restauración y el home delivery como parte de la posible explicación a la caída.

De los grandes fabricantes de este producto, Campofrío es el que logra crecer, apoyado en su nueva factoría de Soria. Mientras, Tarradellas va a invertir 25 M€ en nueva planta de pizzas refrigeradas en Gurb (Barcelona), que estará lista en dos años, y acaba de concluir su fábrica de harinas. Y en cuanto a lanzamientos, las novedades están relacionadas con productos más naturales (como la masa rústica de Tarradellas) y las que usan productos biológicos, integrales, sin gluten, sin lactosa, etc.

Tras las pizzas, el grupo de platos refrigerados basados en recetas cocinadas y asados se se sitúa en segundo lugar de las preferencias del consumidor. Dentro de este mercado -donde los interproveedores de Mercadona, Cinco Tenedores y Platos Tradicionales, siguen tirando fuerte- los gustos del consumidor están primando la consecución de productos con mayor calidad, sin conservantes, lo más próximos a la preparación casera. Incluso se admiten nuevas corrientes, como la ecológica, la vegetariana -con proteínas vegetales- y la étnica, aparte de la cada vez más común fabricación sin productos que incluyan gluten o alérgenos. En tortillas, la gran novedad en el mercado ha sido la concentración que supone la adquisición de Fuentetaja por parte de Palacios.

Tendencia: venta por impulso

Por su parte, la nueva jugada de los retailers en favor de las soluciones refrigeradas se basa en la instalación de neveras para la compra rápida o por impulso, en tiendas de mucho tránsito. Para ello se están conformando los llamados packs “Meal Deal”, que pueden incluir sándwich, ensalada o un plato terminado, con bebida y snack. En este sentido, el pionero está siendo Carrefour.

De esta forma, el sector de soluciones refrigeradas parece encaminarse a una época próspera en su desarrollo, una vez superado el bache de la crisis económica que perjudicó, por su precio comparativo, la comercialización de comida preparada en la distribución comercial.