Nueve aceites compiten por el título del mejor oliva virgen extra de Canarias en el segundo Concurso Oficial Agrocanarias que se celebró en El Castillo. Diez catadores realizaron una primera selección entre 16 aceites canarios, de los cuales seis procedían de Fuerteventura. El ganador se conocerá en unas semanas

El aceite oliva virgen extra de Canarias está en liza y lo hace en Fuerteventura donde el Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA)ha celebrado el segundo Concurso Oficial Agrocanarias 2017. Un total de 16 aceites se presentaron al certamen, de los que nueve han pasado a la final de la que saldrán tres muestras que se enviarán a un laboratorio arbitral agroalimentario del Ministerio de Agricultura para ser analizadas y verificadas, por lo que el fallo se dará a conocer en las próximas semanas.

El olor del aceite es la primera toma de contacto del equipo de diez catadores expertos que preside Anunciación Carpio, técnico de la Junta de Andalucía y especialista en análisis sensorial de aceite. «El aceite debe oler a limpio, ser intenso y que te recuerde cosas agradables como la tomatera, la almendra pelada, el plátano verde, la manzana verde», detalla Jacob Negrín Carmona, uno de los catadores y también responsable de la almazara que la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo posee en la granja experimental de Pozo Negro.

Luego, y tras neutralizar el paladar con manzana, bizcocho y agua, toca el acercamiento al aceite en boca. «El picante debe guardar un equilibro con el amargor, de manera que el aceite recuerde a la aceituna», resume el catador majorero.

Notas de cata del aceite majorero

En el caso del aceite majorero virgen extra, de los cuales seis pasaron a la fase semifinal, en general huele y sabe a tomatera, frutos secos y recuerda a aceituna, como señala José Luis González, director técnico del certamen.

Desde 1995, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo apuesta por la producción de aceite. De hecho, la almazara actual de la granja de Pozo Negro, donde los productores llevan sus aceitunas para el prensado gratuito, se sustituirá por otra que moltura 2.000 kilos por hora frente a los 600 kilos que prensa la actual.

Además de este concurso regional de aceite, el ICCA trasladará a otras islas los certámenes del vino, queso y gofio, según adelanta José Díaz-Flores, su director, en su afán de destacar la calidad frente a la cantidad de determinados productos de Canarias.

El mejor aceite virgen extra de 2016: Teguerey Arbequina, de Luis Hernández.

Un Teguerey Arbequina, elaborado por Luis Hernández entre Tuineje y Tiscamanita, fue elegido mejor aceite de oliva virgen extra de Canarias, en el primer Concurso Oficial Agrocanarias, organizado por el Gobierno canario y el Cabildo Insular de Gran Canaria para elegir las mejores producciones del Archipiélago de la campaña 2015-2016.

Bajo esta marca su propietario produce aceite de dos variedades de aceituna, picual y arbequina, que obtiene de los más de 2.000 olivos con los que cuenta su explotación, de unos 85.000 metros de extensión y situada en el municipio de Tuineje.

Sus productos, que elabora en su propia almazara, pueden adquirirse en las tiendas de los aeropuertos de Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura; en los puntos de venta del Cabildo insular, en establecimientos gourmet de las islas, y en su propia finca, donde realiza visitas guiadas en las que se muestra y explica a los visitantes el sistema de cultivo y elaboración de esta producción. De las cinco almazaras existentes en Fuerteventura, una es de su propiedad.