Hecansa inicia sus eventos “Gastro-Cultura” con la exposición de pinturas de Antonio Portero en el Hotel Escuela Santa Cruz

“Hecansa Gastro-Cultura” aglutina las mejores ofertas del mundo de la cultura y la gastronomía de Canarias y desarrollará a lo largo de 2017 más de veinte actos entre exposiciones, charlas – coloquio, talleres, jornadas gastronómicas, master class, conferencias y degustaciones

Los hoteles escuela de Santa Cruz y Santa Brígida se convertirán en salas de arte y centros de innovación gastronómica para toda Canarias

Hoteles Escuela de Canarias (HECANSA), centro dependiente de la Consejería de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, inauguró el primer evento del nuevo proyecto que implementará en todos sus centros de Canarias denominado “Hecansa Gastro-Cultura”, que reunirá las mejores ofertas del mundo de la cultura y la gastronomía de Canarias y que se desarrollará a lo largo de 2017 mediante la organización de más de veinte actos entre exposiciones, charlas – coloquio, talleres, jornadas gastronómicas, master class, conferencias y degustaciones de productos canarios así como catas de vinos de la tierra para fomentar y promocionar la amplia oferta de productos de Canarias. De la misma forma, se pretende dar a conocer a los mejores expertos en el área y presentar a los mayores exponentes de la cultura, en todos sus ámbitos, dentro de las instalaciones de los hoteles escuela de Canarias.

El Hotel Escuela Santa Cruz albergará en su hall de entrada 25 bodegones pintados al óleo por el prestigioso pintor Antonio Portero, las cuales se pondrán a la venta para el público en general.

Acerca del pintor Antonio Portero

Antonio Portero, natural de Jaén y afincado en Canarias desde 1992, empezó a exponer sus pinturas en Tenerife en la Galería Círculo XII, compuestas de sus clásicos bodegones al óleo realizados con excelentes dibujos y una amplia riqueza cromática que transforma los objetos cotidianos, como las frutas o las hortalizas más variadas, en obras de gran belleza y colorido. Su pintura se sitúa dentro del estilo realista y barroco de la escuela andaluza, donde la luz lo envuelve todo y describe minuciosamente todos los detalles que componen sus cuadros.

Previamente, en 1970, Antonio Portero marchó a París donde estuvo en la escuela Poniparnaz y en la Gran Sumie. En 1972 regresa a Madrid donde comienza a hacer exposiciones en distintas ciudades de España como Barcelona, Lérida, Granada o Palma de Mallorca, abarcando todos los temas del arte, con preferencia del desnudo, bodegones y dibujos artísticos.
Antonio Portero ha ganado varios premios y hay cuadros suyos en los museos de Ceuta, Logroño o Badajoz, así como en colecciones particulares de varios países.

Portero está considerado como un nómada de la pintura, utilizando sus tablas y pinceles allá donde ve un tema que atraiga su atención, dándole una impronta personal así como frescura a toda su obra, realizada directamente de modelos naturales. Aparte de ser un excelente dibujante, demostrando una gran soltura y rapidez en su trazo, Portero alcanza un nivel de sutileza cromática de gran calidad. En su obras alcanza una gran belleza de composición, una alta calidad pictórica y una riqueza colorista que le caracterizan. Sus obras reflejan una limpieza en matices y un impresionismo realista difíciles de superar.