La Bodega Malpaís de Máguez, responsable de los vinos “La Grieta”, presentó en el Castillo de San José una primera partida de 500 botellas de su vino tinto submarino, un caldo con características especiales de producción, desde la recolección de la uva hasta el embotellado.

El propietario de la bodega, Ricardo Socas, hizo especial hincapié en el “laborioso y complejo” proceso de elaboración del vino.

El vino ha sido producido con uvas que fueron recolectadas de noche para reducir su oxidación y potenciar sus propiedades. La vendimia nocturna se realizó los días 27 y 28 de agosto de 2015 en dos fincas, La Vega de Máguez y Hoya Romero, al pie del Volcán de la Corona.

Una vez recolectada la uva y conservada durante 30 días, se procedió a su maceración, despalillado, fermentación y prensado hasta obtener el caldo que se ha conservado en barricas de roble francés y americano.

En el mes de junio, tras todo el proceso anterior, las botellas se enviaron a Tenerife (Bodega Submarina de Canarias) para su hundimiento el 23 de agosto de 2016, concretamente en aguas del sur, en Abona.

Las botellas han estado en el fondo marino a una profundidad de 18 metros y bajo una presión de 2,8 bares. “Esta ubicación ofrece unas condiciones de luz, humedad, temperatura, presión y gravedad únicas para realizar el proceso de envejecimiento de los vinos con garantías de calidad”, se destacó en la presentación.

Las botellas cuentan con un etiquetado diseñado para la ocasión y un cierre especial para que pueda realizar su micro oxigenación a través de un tapón especial.

Los asistentes a la presentación pudieron disfrutar de una cata-maridaje de este vino submarino La Grieta a cargo de Gustavo Palomo, premio al mejor sumiller de Canarias en 2010 y 2012. Finalista “Nariz de Oro 2011” y sumiller de Sergi Arola en “La Broche”, con la colaboración en el cóctel del Restaurante del Castillo de San José.

Bodega Malpaís de Maguez

Tras muchos años de tradición agrícola y en especial al viñedo, es en el año 2007 cuando se presenta el vino “La Grieta”, elaborado en las nuevas instalaciones de la bodega, un proyecto que nace con gran entusiasmo y esfuerzo de superación. Cuenta con 15 hectáreas de viña en la zona norte de la isla, donde la mayoría superan los 500 metros de altitud.

Los viñedos son de pie franco, constituido por cepas de la vieja Europa que mejor se adaptaron al clima de Lanzarote. Por otra parte, están localizados en determinadas zonas con microclimas específicos. La mayoría de los viñedos lo conforman cepas centenarias, con bajos rendimientos y maduraciones suaves y largas, contribuyendo a la calidad de nuestros vinos.

La vendimia comienza aproximadamente a finales del mes de julio y finaliza en el mes de octubre. Se realiza manualmente en pequeñas cajas de 20 kilos al objeto de que la uva llegue en las mejores condiciones a la bodega. Posteriormente se someten a una selección manual en bodega.

La elaboración, con el máximo cuidado y esmero, da origen a nuestros malvasías, caracterizados por sus aromas finos y elegantes y un paso por boca equilibrado y fresco. Sin descontar el vino tinto con las inmejorables cualidades de la zona norte.

La bodega Malpaís de Máguez se encuentra a nivel del mar y a menos de ciento cincuenta metros de la costa. Sus vinos se fermentan, decantan y descansan en depósitos al arrullo de las olas del Atlántico. Finalmente son embotellados y distribuidos en el mercado.

wineinmoderation_940x125movimiento_vino_banner