Basta que una cosa se ponga de moda para que todos pongan su granito de arena para contribuir como su aportación.

Todos los municipios quieren hacer la ruta de la tapa y lo que funciona en un sitio no tiene por qué triunfar en otro. Dicen que las segundas partes nunca fueron buenas pero las repeticiones sin novedades y cosas nuevas, muchas veces cansan.

La primera gran pregunta sería: ¿Hay gente para tanta tasca? Reflexión. Si el negocio está de “bajona”, hay que hacer algo y rápido para atraer gente. Lo mejor, una ruta de la tapa, a tres euros con bebida incluida. Algunos, desde fuera, piensan que es cara pero desde dentro al revés, pero la hacen.

Hay locales que simplemente no les interesa apuntarse a este tipo de actividades ya que tienen su fiel clientela que los mantiene durante todo el año y no durante un tiempo, además de no contar con instalaciones para que convivan ambos tipos de clientela.

La mejor publicidad como siempre es el boca a boca, los comentarios de lo mejor de cada una respecto a cantidad, sabor y elaboración. De repente, en La Laguna por ejemplo, aparece gente de Garachico a probar la tapa. Los que visitan la Catedral tendrán que comer y claro, baratito con variedad, la rica tapa.

Según los análisis de los restauradores el consumo medio de tapas es de tres o cuatro y esta última el cliente ya tiene muchas probabilidades de quedarse a comer algo más en la última escala. Los negocios se tienen que preparar desde el “chaplón” hacia la calle, aplicando la política de captación. Atraer a la gente a su calle, recibirla y atenderla como se merece, logrando que se sienta como en casa. Los comercios de alrededor deben implicarse también aunque sean de otra actividad, ya que a la larga obtendrán beneficio económico.

Dependiendo las características de la zona y la cantidad de locales seguidos puede influir en el número de tapas vendidas, siendo ésta la queja más común de los locales del municipio alejados del centro. En estos últimos se venden un tanto por ciento muy bajo de tapas comparado con el centro y por esta razón lo de la tapa más votada queda lejos, bravo por ellos. Razón por la que muchos ya piensan mantenerla durante el año un día a la semana y por zonas.

Mentalidad empresarial.

Bernardo Lozano Acuña

Bernardo Lozano Acuña

Escritor

Escritor, Conferenciante y Columnista de La Opinión de Tenerife