Se ha celebrado estos días en Chengdu, China, una de las quizás menos conocidas de las ferias que guardan relación con el turismo y la comunicación. La veintidós edición de World ROUTES entre el 24 y 27 de septiembre.

Para que tengamos una idea aproximada de la importancia de este evento, basta con ver algunos números. Más de 3.000 delegados acreditados, unas 300 compañías aéreas, más de 700 aeropuertos, unas 130 representaciones de autoridades turísticas. Durante esos días se realizaron más de 13.000 reuniones según la propia organización, con un formato cuanto menos curiosos de reuniones cortas y tiempo limitado que la primera vez que lo vi me sorprendió. Es donde se cuece buena parte de eso que se denomina la conectividad de un destino.

Este evento global luego se desgaja en otros a nivel continental, como el Routes Europa, África, Asia o América.

Alguien se preguntará, ¿hace falta ir tan lejos para cerrar acuerdos o mejorar las rutas de un destino?. Yo lo tengo claro, sin dudarlo, si. El grado de éxito de estos eventos se ven a dos años o tres años vista, y es que los aviones y las programaciones casi nunca son inmediatas.

Es fácil imaginar que todos los destinos, los aeropuertos, las autoridades turísticas ofrecen las bondades, ventajas, acuerdos de comarketing, ayudas económicas, etc., a las potenciales líneas aéreas que pueden implantarse ya sea abriendo una nueva ruta, incrementando las frecuencias o instalando una base operativa de la aerolínea, esta es quizás la más deseada por las implicaciones que tiene a medio y largo plazo.

En el caso de nuestro país han estado presentes Iberia, Air Europa y Vueling, además claro de AENA con toda su red de aeropuertos. Pero no son tantos los destinos de nuestro país presentes. Solo tres comunidades autónomas, Cataluña, País Vasco y Canarias, tres ciudades Madrid, Sevilla y Valencia, y una isla, Tenerife. Creo que no me dejo a nadie.

No conozco cual ha sido el resultado para otras zonas turísticas, pero en el caso de Canarias ha sido productivo según recoge la prensa estos días de las valoraciones del Gobierno de Canarias y el Cabildo de Tenerife. Se sigue trabajando en conseguir abrir Estados Unidos y Canadá, proyecto largo tiempo deseado, y que cada vez parece más cerca. Estoy convencido de que se conseguirá, más pronto que tarde, no tanto como ruta turística, que podrá ser un complemento, sino más bien por el empuje de las compañías americanas o canadienses que quieren implantase en África y ven en Canarias una buena base de operaciones dada nuestra situación y condición de territorio europeo con todo lo que ello lleva aparejado.

De China no vendrán ni turistas ni “naranjas” pero seguramente si vendrán nuevas rutas y frecuencias como consecuencia del trabajo de “lluvia fina” que se viene haciendo desde hace mucho tiempo.

Ricardo Fernández de La Puente

Ricardo Fernández de La Puente

Consejero Corporativo en Gowaii Corp.

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, cuenta con una amplia experiencia en el sector turístico tanto en el ámbito privado como en la gestión pública desde el Gobierno de Canarias donde ha sido hasta la pasada Legislatura Viceconsejero de Turismo. Ha estado ligado en la última década a cargos institucionales empresariales como la CEOE- Tenerife, la Confederación Española de Hoteles y Establecimientos Turísticos CEHAT o el Consejo Económico y Social de Canarias.