La Castaña de Acentejo goza de un reconocido prestigio por su elevado valor nutritivo y unas grandes características culinarias. Alimento básico en la dieta de subsistencia del campesino, su presencia en la isla se remonta a las primeras décadas del siglo XVI. El impresionante castaño llamado De las Siete Pernadas, que aún puede verse en Aguamalas, data de aquella época.

Las aplicaciones culinarias y reposteras de la castaña son muchas. Como plato principal o acompañante, en tartas, licores, mermeladas y hasta gominolas. Hoy en día, el fruto más tradicional del calendario de otoño forma parte de otras elaboraciones más sofisticadas.

Sus aplicaciones culinarias son muchas: en tartas, licores, mermeladas y hasta gominolas. De una y otra forma, la castaña se rodeada de un halo de tradición, como en el caso de la isla de Tenerife muestra la Fiesta que en su honor se celebra anualmente en la localidad de La Matanza de Acentejo.

La Semana de la Castaña empezó hace unos años en este municipio tinerfeño para promover el consumo de uno de los productos más típicos de la zona. Hoy la fiesta se ha convertido en la principal cita otoñal para la mancomunidad del nordeste de Tenerife.

Claro que el “culto” a la castaña trasciende a La Matanza de Acentejo. Su semana se enmarca dentro del Mes de la Castaña, que afecta a Tacoronte, Santa Úrsula, El Sauzal, Tegueste, La Laguna y La Victoria de Acentejo.

Para celebrar el fruto más tradicional del calendario de otoño se celebran exposiciones, conferencias, talleres de cerámica y micología, concursos fotográficos y gastronómicos, rutas guiadas por los castañares, una feria con degustaciones y la celebración del Día de San Andrés con tueste de castañas y vino.

Las Castañas de Acentejo se consolidan como producto de calidad

En 2015, los productores recolectaron y vendieron 15.000 kilos con el apoyo del Ayuntamiento de La Matanza y la empresa pública Gestión del Medio Rural (GMR).

A falta de unos meses para que las primeras Castañas de Acentejo lleguen al mercado, los cosecheros y el Ayuntamiento de La Matanza prevén una buena campaña para este subsector ya que las previsiones agrícolas indican que ésta será una excelente cosecha, que contará de nuevo con el apoyo de la empresa pública Gestión del Medio Rural de Canarias (GMR) en la comercialización de esta producción, lo que garantiza que se le dé salida comercial a toda la producción y supone la mejora de los plazos de cobro para los productores.

La experiencia acumulada en años anteriores, y en especial la desarrollada durante el pasado año, tras la firma del convenio de comercialización suscrito con GMR, ha permitido posicionar con criterios de calidad el producto en numerosos puntos de venta de Tenerife, y se ha logrado que el consumidor identifique la marca “Castañas de Acentejo” y la perciba como un producto “de la tierra” de inmejorable de calidad.

Todo eso se convierte en un incentivo para los propietarios de castaños, que empiezan a tomar conciencia de la rentabilidad que tienen sus árboles y el cultivo de los mismos, ya que a través de circuitos como el articulado a través de la Asociación de Cosecheros de Castañas se está consiguiendo que la totalidad de la producción tenga salida comercial.

En 2015 se recolectaron y se comercializaron más de 15.000 kilos de castañas en diferentes puntos de venta, que se han visto incrementados al abrirse nuevos canales de distribución.

Además, la centralización de la comercialización ha posibilitado un cobró mucho más rápido para los cosecheros, que han recibido sus beneficios justo cuando la temporada del producto llega a su fin, esto es, a primeros de diciembre.

Actualmente la Asociación cuenta con 55 socios que abastecen el mercado, existiendo un buen margen de demanda para acoger a nuevos cosecheros que deseen sumarse a la iniciativa.

La Castaña de Acentejo goza de un reconocido prestigio por su elevado valor nutritivo y sus características y gran variedad de preparaciones culinarias.

asociacion_cosecheros_castanas_acentejo_logo

La Asociación de Cosecheros de Castañas de Acentejo pretende contribuir a mejorar la comercialización de la castaña de la Comarca de Acentejo, principal zona productiva de castaña en la isla de Tenerife.

En concreto, la Asociación tiene por objetivos:

  • Valorizar las castañas de Tenerife a través de promoción y comercialización de productos, y actividades de formación.
  • Trabajar con jóvenes y niños, para la dinamización del relevo generacional y contribuir a la creación de empleo en este sector.
  • Promover la agricultura de las medianías.
  • Mejorar las técnicas de producción: hacer productivo el cultivo de la castaña de Tenerife.
  • Conservar las diferentes tipos de castañas además de proteger los castañeros para que se cultiven impidiendo así el abandono de estas zonas y sus actividades tradicionales.

castanas_acentejo_malla

Castañas de Acentejo

Actualmente la Asociación está comercializando una exclusiva malla que contiene las más ricas y conocidas castañas de la Comarca de Acentejo, en el norte de la isla.

Seleccionadas de entre las veinte variedades que se cultivan en la zona, todas ellas de sabores y propiedades diferentes, son fruto de las continuas adaptaciones al medio e hibridaciones sufridas, dando lugar a unas castañas únicas y de gran identidad gastronómica entre los tinerfeños.

Entre las variedades que componen esta distinguida malla que la Asociación de Cosecheros de Castaña de Acentejo pone a su disposición, encontramos la Polegre, Donosa, Redonda, Casta Grande o de Sala, que han sufrido un riguroso proceso de selección para conformar este producto de temporada, único y distinguido, que podrá degustar al natural, tostadas o acompañando al vino nuevo, como es tradición en la isla.

Este es un producto de temporada, por lo que estará disponible entre los meses de noviembre a febrero.