Según la encuesta de confianza de las Cámaras de Comercio de Canarias, los empresarios con la moral más alta del Archipiélago, incentivada por los buenos resultados del sector turístico, son los de Fuerteventura, seguidos de sus homónimos de Lanzarote y  los de La Palma.

Cerca de un 12% de los empresarios canarios confía en aumentar sus plantillas en los próximos meses. Los sectores con mejores previsiones de contratación son la Hostelería y Transportes, dónde  las empresas prevén aumentos de plantilla para reforzar el verano.

Aunque los datos del empleo en el conjunto de los sectores son favorables, ya que opinan que se mantendrán estables o incrementarán sus plantillas, la confianza de los empresarios canarios sufre un mínimo retroceso. Esta rebaja se produce en un contexto de incertidumbre política sobre la gobernabilidad a medio plazo del país, además de estar influida por el periodo turístico menos activo, el segundo trimestre del año.

Canarias se coloca dentro del grupo de las seis regiones españolas que experimentaron retrocesos en su nivel de confianza. A pesar del ‘pesimismo’ de los canarios ante la evolución de la economía, su confianza es mayor que la expresada por empresarios madrileños, valencianos, murcianos y aragoneses.

Ante este escenario de incertidumbre política, las Cámaras de Comercio de Canarias vuelven a demandar estabilidad para que las empresas puedan desenvolverse, realizar inversiones, generar actividad económica y crear puestos de trabajo tanto en Canarias como en el resto del país, e insisten en hacer un llamamiento a la responsabilidad de las fuerzas políticas “para que agotados ya casi todos los plazos demuestren altura de miras y actúen en defensa del interés general, preservando la estabilidad política y económica“.

Asimismo, añaden que “España no quiere y no está dispuesta a la celebración de unas terceras elecciones, sino un gobierno con la conciencia de trabajar por un futuro en el que se necesita certidumbre para afianzar la recuperación y continuar en la senda del crecimiento“.

Fuerteventura, la más optimista

Por otro lado, según la encuesta de confianza de las Cámaras de Comercio de Canarias, los empresarios con la moral más alta del Archipiélago, incentivada por los buenos resultados del sector turístico, son los de Fuerteventura, seguidos de sus homónimos de Lanzarote,  y los de La Palma.

El resto de las islas experimenta retrocesos, destacando El Hierro, con una importante caída trimestral. Las caídas de la confianza empresarial son en Tenerife, en Gran Canaria  y en La Gomera del 1,5%.

Los resultados de empresariales durante el segundo trimestre del año arrojaron un saldo positivo en la mayoría de las islas. Tan solo en Tenerife, La Palma y El Hierro, fueron más las empresas pesimistas que las optimistas. Los empresarios de Lanzarote y Fuerteventura son los que más optimistas se muestran con un balance de situación positivo.

De cara a las expectativas para el verano hay un mayor optimismo en todas las islas de la provincia oriental. En la provincia occidental, salvo en La Gomera que mantiene su saldo de expectativas positivo, todas las demás afloran saldos negativos, aunque de menor intensidad que los obtenidos en el segundo trimestre del año, apuntando con ello una previsión de mejora en el corto plazo.

En cuanto a lo que vaticina el conjunto de los empresarios canarios sobre la marcha de su negocio durante el tercer trimestre de 2016, un poco más de la mitad apunta hacia la estabilidad.

Recuperación del consumo

Más positiva se muestran las actividades englobadas en Otros servicios, un epígrafe que muestra la mejor evolución en su nivel de confianza en el tercer trimestre del año. La recuperación progresiva de la demanda interna, sumada a un importante repunte de la demanda externa vía turismo, continúa favoreciendo la evolución al alza de los balances de situación y de expectativas del conjunto de empresas agrupadas baja esta denominación.

De hecho, los empresarios afirman haber mejorado su actividad, y la inmensa mayoría consiguió mantener la misma actividad que en el primer trimestre del año. Las expectativas siguen apuntan un afianzamiento de la recuperación.

Otro sector que sigue en positivo es la actividad comercial en Canarias tanto en términos de empleo como de actividad, expectativas y confianza.