En pleno centro de Santa Cruz, en una casona antigua ubicada en la esquina de la calle San Clemente con Pi y Margall, se encuentra el Bendita Dolores, un restaurante asador de carnes a la brasa, de gran superficie diáfana y altos techos de helechas y lámparas colgantes, donde la decoración de claro estilo vintage recuerda un comedor de nuestra infancia con aire a Cuéntame, de grandes mesas, bien distribuido y amplio que a su vez da acceso a una azotea practicable que permite disfrutar de la buena comida al aire libre.

Nada más acceder a este comedor, los vapores, olores y presencia de la parrilla que allí se nos muestra nos trasladan a ese Mercado del Puerto de Montevideo (que todos los amantes de la buena carne añoramos) en el que ante nuestra presencia un paseo gastronómico a la brasa viene de la mano de un afanado como tan acalorado chef y sus ayudantes, prestos en brindar a la clientela esos cortes y sabores de carne tan peculiares y sabrosos, e incluso pescados, arroces o verduras. Tal surtido se muestra en una carta sencilla y sugerente donde se anuncian piezas bien sean de Vaca “to beef or not to beef”, de Cerdo, Plumas, Conejo, Cordero o incluso Bacalao amén de entrantes y acompañamientos.

Prestos a tal menú, nada mejor que un Vino Oveja Tinta, procedente de Castilla – La Mancha, sin DO. Un vino diferente, fresco y divertido elaborado a partir de uva de la variedad Graciano que denota una buena elaboración y barrica, recordándonos que el mundo paralelo del vino de calidad sin Denominación de Origen existe y que en este caso evoca un corte clásico tipo Rioja Alavesa, con boca cremosa y paladar goloso.

Ya puestos en materia y ante la consabida Mantequilla Casera a las Hierbas y un buen pan de leña, comenzamos con una Tortilla rota de Bacalao y Pimientos al estilo sidrería insuflada con espuma de papa, diferente en concepto, sabor y presencia y elaborada en la parrilla que antes mencionábamos donde se cocinan prácticamente todos los platos de esta casa.

Continuamos con unos Espárragos blancos al carbón con virutas de jamón y espuma templada de mayonesa, exquisitos, que son la evidencia y prueba que el fruto de esta planta esparraguera, tanto en crudo como sometidos a cualquier método de cocción es un éxito cuando la calidad del producto como es el caso lo merece, máxime cuando se ha sabido no ocultar su gran sabor con los otros ingredientes permitiendo que sea el espárrago el que sobresalga.

Prosigue una Chistorra, Morcilla dulce y Salchicha artesana a la brasa, correcta y bien hecha, en su justo punto, conservando su sabor pero manteniendo el jugo interno.

De plato principal, carne, como no podía ser de otro modo y manera pues lo contrario sería injusto pecado en este Bendita Dolores. Una Chuleta de Vaca Madurada a la brasa y acompañada de Pimiento Rojo Asado. El resultado final, que para nada defrauda, cumple la regla de los tres colores sagrados: el quemazón marrón para la capa exterior que produce el roce con el fuego, el sonrosado de la pigmentación consecuencia del calor más diluido y el rojo intenso en su interior que es la capa más gruesa de las tres.

De postre, unos Polvitos Uruguayos, ricos y típicos de la Isla de Gran Canaria, de supuesta procedencia de aquel país americano aunque algunas versiones apuntan a que hace ya algunas décadas en un restaurante de Las Palmas su dueña y matriarca al intentar hacer un postre popular uruguayo llamado Chajá, combinó en sustitución de los originales ingredientes los productos locales y obtuvo esta receta que actualmente es reinterpretada en la gran mayoría de establecimientos de esa Isla y se elabora hoy en día con nata, galletas, dulce de leche y Suspiros de Moya.

La conclusión es una grata visita, en un local tan sencillo como agradable donde el minimalismo se entremezcla con lo vintage, con un personal cercano, afable y atento, sin grandes pretensiones en su carta y donde destaca una excelente carne bien elaborada a la brasa a unos precios medios de 25€ persona. ¡Bendita Dolores!

l

Ficha

Restaurante Bendita Dolores Bar y Parrilla

C/ Pi y Margall, 9

38003 Santa Cruz de Tenerife

Tel 822 17 90 16

Abierto:

Martes a Sábado de 13.00 a 16.00 y de 20.00 a 23.00 Horas

Domingos de 13.00 a 16.00 Horas

Cerrado los Lunes

Bendita Dolores Bar y Parrilla

Alfonso López Tórres

Alfonso López Tórres

Crítico Gastronómico

Hasta julio de 2015 fue Director General del Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA) en el Gobierno de Canarias. Articulista en numerosos medios de comunicación del Archipiélago, tanto digitales como escritos, siendo colaborador fijo de El Día y La Opinión de Tenerife y de diversos blogs, así como también participa y colabora en numerosos medios radiofónicos, en tertulias y espacios de opinión.