Indicios sólidos indican que en La Gomera pueden haber sobrevivido hasta diez variedades de uva desaparecidas en el resto del planeta a causa de las plagas.

Los nuevos estudios elaborados los vinos de La Gomera para el  Consejo Regulador de Denominación de Origen Vinos de la Gomera y el Cabildo Insular de La Gomera no dejan de arrojar más agradables sorpresas y alegrías. En estos momentos los profesores de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona que realizaron los primeros descubrimientos sobre la uva forastera, han identificado hasta diez tipos distintos de vinos que no se corresponden con ningún otro de los que están catalogados en todo el planeta.

A falta de confirmación científica, se podría estar ante un hallazgo sin parangón en el mundo vitivinícola canario. Hablamos de fósiles que han llegado hasta nuestros días en perfecto estado de conservación. Variedades de uvas que han desaparecido pero que en La Gomera han llegado a nuestros días con todas sus características intactas o quizás incluso hasta mejoradas. De todas formas, habrá que esperar hasta final de año para saber si los indicios son concluyentes.

La principal característica de la viticultura gomera es precisamente la originalidad de la forastera, única y exclusiva que se ha conservado a través de los siglos gracias a la insularidad y la lejanía. Factores que sirvieron para preservarla de las plagas que arrasaron a estas variedades en el resto del mundo. En estos momentos los vinos de la Isla se están posicionando cada vez mejor en el mercado, hasta el punto de que año tras año se vende la totalidad de la producción.